6tory

Para llenar de ideas frescas tus escritos, puedes intentar este experimento. Una mañana que tengas un rato para dedicar a la escritura, recién despierto, prepárate un café y empieza a escribir. No hagas otra cosa.

Puede ser un día cualquiera, o durante el fin de semana si no te dedicas a tiempo completo a la escritura. Levántate y toma un desayuno ligero, pero si puedes sobrevivir con solo café con leche, incluso mejor.
Entonces escribe hasta que llenes tres folios. Escribe lo que más te apetezca, no es preciso dotar tu creación de significado ni se te pide que seas coherente. No seas crítico contigo mismo.

La mañana es el momento mejor para crear; cuando, recién salido del sueño, no estás conectado con la realidad.
Vuelve a leer tus folios más adelante, con seguridad podrás reutilizar alguna idea que surgió así, "a lo loco". Dalí era un maestro en inspirarse en un mundo a caballo entre sueño y realidad.

6tory | inglés | español | condiciones