Casicontento

Ojalá pudiese haber adivinado el momento en que te irías, hubiese hecho todo lo imposible para retenerte. Ahora estás en el cielo, porque obviamente ahí tienes que ir, a dónde van todas las abuelas como tú. Tuviste cinco hijos pero sé que muchos te llamarían mamá, si pudieran. Mi estómago te extraña los domingos en la mañana, ahora yo cuido de tus plantas y de tus pericos, para que tú cuides de mi si me ves hacer algo malo. Gracias por regalarme tus palabras, por cocinarme las comidas más ricas que ya no probaré, porque yo estoy aquí y tú allá. No entendemos este momento hasta que lo vivimos, y a pesar de eso no lo aceptamos porque queremos la eternidad para quien no la merece y no lo sabe

6tory | inglés | español | condiciones