Casicontento

No sé qué vi en ti que decidí tomarte y cargarte por pequeño que fueras, había otro color y otro género pero llegaste tú, “Brownie” por tu color café que dicha que vida que verdad que te quería. La primera noche tuve que dormir contigo porque llorabas y llorabas no sabía ni porqué, solo pensé que serias un dolor de cabeza, pero ahora puedo decir que eres el mejor dolor de cabeza. Dormiste tu porque yo dormí muy poco, coloqué un sillón mecedora en la sala y te coloque en mis brazos eras tan pequeño que cabías en mi mano y ahí te hubiera querido tener siempre. Era una maravilla verte correr, ladrabas muy poco y me hacías tan feliz cuando ibas por la pelota y tiempo después descubrí que eras el mejor para eso; la atrapabas en el aire y yo no cabía de la emoción de ver que hacías lo que te pedía no sabes que feliz era.

6tory | inglés | español | condiciones