Casicontento

Estoy hablando de ti, de ti que pudiste llenarme de besos en las mañanas y buenos días al medio día, así de absurdo es el amor. Tan relativo como el tiempo, tan pobre como el que cree que el dinero lo es todo.
Hablo de ti, que con tus manos me buscabas, aun estando dormida, me llenaste de paciencia, de amor y de verdad. En mi peche nunca caben los momentos junto a ti ni la lista de libros que me diste, no quiero mas vida si no me iluminas con tus ojos. Pedacito de mi mundo, esa eres tu, que por las noches piensas que ya no te quiero pero al despertar me amas mas que ayer. Mi fecha preferida, mi canción, mi libertad, contigo todo cambia, cambia incluso mi mirar, mi manera de ver la vida, cambias toda mi realidad.

Casicontento

Ella subía las escaleras mientras el bajaba por el elevador. Ella pasaba caminando por la calle, cruzaba por un café y a el ya le habían entregado el suyo. Justo cuando deberían encontrarse "ella" dijo que no era el momento pero ya había decidido la manera. Ella tomaba el bus hacía al trabajo, el bajaba de ese mismo bus "ella" aun no se decidía en la fecha, pero decidió el motivo. El pasaba por la veterinaria y ella atendía a su paciente. "Ella" dijo que no era la manera pero si era el momento. El llevaba su perro a vacunar y ella le sonreía. "Ella" había planeado todo y quizá lo supo hacer. Quizá no todo está en nuestras manos. El amor llega cuando la vida se distrae y nosotros nos dejamos llevar.

Casicontento

Espero quedarme junto a ti toda mi vida, porque en realidad eso es mi vida, caminar contigo de la mano, darte los buenos días de cualquier manera. Y vivo con miedo a que desaparezcas, miedo de despertar un día y no encontrarte, miedo de dejar de ser tu todo, miedo a que la primavera llegue y no estés tu. Nunca te pedí promesas ni paisajes, ni pinturas ni canciones, ni vacaciones en la playa sentaditos en la arena. Pero por favor nunca me faltes que esta es mi vida, vivir para ti y ver tu sonrisa, servirte café y cortar tu pan a la mitad. Ir por ti al trabajo y saludar a tu jefe.

Casicontento

Por sobre todos tus malos momentos yo vivía para ti, y nada importaba más que saber que te sentías bien, que sonreías y que disfrutabas la vida que yo podía darte.
Algunas veces por no decir que la mayoría del tiempo, antepuse mis necesidades y deseos por sobre los tuyos, eras lo más importante en mi vida y nada podía detenerme para hacerte sentir bien. Podía destruir los sueños de cualquier persona con tal de cumplir los tuyos, pero tu me decías que eso simplemente no era amor, que no te servía porque era como si yo no existiera, porque no podía abrazarte, porque no te tomaba de la mano, porque me quedaba callado con mis sentimientos y solo te veía sonreír.

Casicontento

Se maquilla mientras maneja porque siente que la vida le pesa, que lo que haga hoy para mañana ya no sera nada. Aun así, sus labios color rojo saludan y sonríen, lleva tiempo en el mismo puesto y aun no tiene un lugar de estacionamiento.
Procura que a sus hijos no les lleguen los daños de su sueldo amañado que se va haciendo pequeño con el paso del tiempo. Se tiene a ella misma para ella misma.

Casicontento

Me despertaba en las mañanas y me preparaba el café, me ponía un pan tostado y un poco de mermelada, y si tenia tiempo hasta jugo de naranja. Ella era mía porque yo era suyo, yo era de era porque ella así lo quería. Nuestra vida juntos era distinta cada día, yo me iba al trabajo ella al gimnasio no había niños que cuidar, aun. Aunque era algo que queríamos con tantas ganas pero prometimos que llegarían cuando tuvieran que llegar.
No encontraba mas calor que en sus brazos, ni mas estrellas que en sus ojos, mas vida que en sus caderas, mas amor que en sus labios.
Ahora somos 4 en la familia, sin contar al pequeño perro  que ella rescató, puedo dibujarla sin verla porque ella es mi vida por completo.

6tory | inglés | español | condiciones