Sidhe

-Ayer me dijo una que mis besos no son de esta época ¿Me estaba llamando anticuado?
-Posiblemente.
-Yo también te aprecio -resopló- Necesito que me hagas un favor.
-¡Ni se te ocurra! Pídeselo a cualquiera de tus... amiguitas.
-No seas tonta, eres la única que me dirá la verdad y confío plenamente en ti.
-En serio, ¿no puedes tirar de tu agenda, heartbreaker?
(Negó con la cabeza)
-Estás nerviosilla, eh.
-La palabra sería incómoda. No es que me haga especial ilusión ir besándome con mis amigos y menos contigo...
-Déjate de chorradas, será un beso de prueba.

La miró fijamente y la besó. Un beso cálido, intenso y tan preciso, que no pudieron reaccionar ni mediar palabra alguna.
Ella enrojecida y aturdida, se alejó y él la agarró con suavidad llevándola para sí.

-Ya le puedes decir que besas bien a tu... amiguita.
-¡A la mierda todas! Todas, menos tú.

Mireya

La soledad era parte de nuestras vidas, el silencio se rompió con tus palabras mientras descubrimos un brillo que no conocíamos. Déjate escuchar nuevamente,  hasta que ese brillo alcance su máximo esplendor, no dejes que vuelva a ocultarse, mientras tanto, aquí te esperamos: La soledad, el silencio y yo...

iulius

¿Un microrrelato como portal dimensional? Es absurdo, ¿qué lector asumiría ese pacto ficcional? La propia idea es... fraudulenta. El típico final sorpresa. Hazme caso, respeta a tus lectores: no se puede plantear un microrrelato en forma de portal dimensio¡PLUF!

Lupaleco

Marcel fue secuestrado, y maldecido a seguir, al pie de la letra, la primer orden que se le diera.
―Vigila a quienes me odian, no dejes que se me acerquen ―le dijo su captor, pretendiendo hacer de él un guardia eficaz aun en contra de su voluntad.
Al otro día, éste apareció muerto.

Cuando visitaron a Marcel, le vieron sentado en un rincón lejano, sosteniendo un espejo frente a sí.
Incluso rehusó asistir al funeral.

roololoo

Hacía mucho tiempo que no la veía sentada en el patio. Ella solía sentarse en el receso a leer alguna de esas novelas que tanto amaba. Yo la veía todos los días, fascinado, encantado. Ella era una verdadera maravilla; era todo lo que yo quería y no podía tener. Ella era una joven culta, educada... Una mujer de principios. Ella era hija de una familia noble, y por eso asistía a un colegio. Pero no era como las demás. Ella era hermosa, física y espiritualmente. Su voz me seducía con cada palabra que salía de sus tiernos labios. Ella tenía el poder de enamorarme. Yo amaba escucharla.
Todos los días, ella se sentaba a mi lado y leía alguna de aquellas novelas en voz alta. Yo la oía, muy atento. Ella era la única persona que me leía. Muchas de sus compañeras la creían loca, pues no era usual que alguien le leyera tan apasionadamente a un árbol.

GemmaBertran

Que tendrá que nadie la quiere, siempre está en el lugar más inoportuno, donde nadie la quiere.

No es la más guapa ni la más fea del baile, pero que tendrá que nadie quiere bailar con ella.

Te la encuentres siempre, siempre aparece cuando menos te la esperas, pero que tendrá que nadie la quiere.

Es hija tuya, es hija mía, es de todos pero ninguno la queremos.

Ella que no te cuestiona, que no te discrimina, no le importa la edad que tengas, nunca discute con nadie, y a pesar de tantas cualidades nadie la quiere.

Pobre, pobre, pobre...que tendrá "la culpa, que nadie la quiere"

HinataWeasley

Debería estarte haciendo muy feliz porque has logrado lo que querías que hiciera, y ahora estoy comiendo de tu mano porque es mi forma cruel de llamarlo. Entretanto mis demonios se tatúan el significado del llanto que todo el mundo conoce; te has vuelto tan importante que esta es la única forma que sé decirlo.

Y fui la muñeca de la vitrina que querías adquirir para tu colección, y de aquella seguridad de cristales suavemente blindados, he pasado a habitar en tu perfecta estantería creciente junto a ejemplares superiores, que paulatinamente me irán dejando en una sequedad con aliento a olvido. Pero esa clase de voces no se oyen.

Y tal vez deba quererte u odiarte o desear ver más allá de tu palabra y de tus lenguas seductoras que no creí ni por un instante; el picor en mis ojos es llanto también. Porque ahora solo hablo en estas metáforas estúpidas disfrazando verdades para mantenerme un poco más valiente.

GemmaBertran

Te has ido, me has dejado… de un día para otro estoy en brazos de otro, él me promete que me ofrecerá mucho más de lo que tu me has dado en todos estos meses.

Me advierte y me susurra que a pesar de que has sido de los más especiales, que siempre te guardaré en mi corazón como uno de los más intensos que han pasado por mi vida, por todo lo que me has ofrecido, desde hace unas horas formas parte de mi pasado.

Que te puedo decir a ti que acabas de llegar, aún no estamos muy seguros de como nos vamos a llevar, no sabemos cuanto reiremos y cuanto lloraremos juntos, pero poco a poco caminaremos juntos y veremos cuanto aprenderemos juntos, cuantas cosas veremos, cuanto, cuanto, cuanto…

Sólo puedo decir … gracias por todo 2013 y bienvenido 2014.

girado

Se fue.

Se esfumó.

Y las sábanas no eran tan suaves.
Y hacía más frío por la noche.
Y el sofá no era tan cómodo.
Ni las series tan entretenidas.

Y volvió la inocencia de aquellas primeras llamadas telefónicas.

CassieLaudine

El mundo necesita más capullos como tu.
Que soplen ráfagas de viento, que se lleven todo el polen de las plantas hacia cualquier tierra que sea fértil, quiero que germinéis, os extendáis como una plaga, que crezcan capullos. Cien capullos por metro cuadrado. Cien metros de carrera por capullo cuadrado.
Pero capullos de los que no se dejan ir, por muchos helicópteros que vuelen a ras de suelo vosotros no marcharéis, es más, ni os despeinaréis.
Vuestros corazones calvos seguirán sin pelo, y vuestras cabezas pobladas de nervios capullares, ai perdón, digo capilares, seguirán tambaleándose; buscando el sexo perdido en cualquier otra flor.
Se necesitan más capullos como tu, ya lo creo.
Capullos que sepan decir te quiero.
(-Te quiero, te tengo
-Me tienes, me voy).

 1 2 > 

6tory | inglés | español | condiciones