DonCine

A Theodore Roosevelt:

Vos sois como el viento y yo soy como el león. Vos formáis la tempestad. La arena me pica en los ojos y la tierra abrasa. Rujo de furia pero no me escucháis. Hay una gran diferencia entre nosotros: yo, al igual que el león, debo permanecer en mi sitio, mientras que vos, como el viento, jamás sabréis cuál es el vuestro.

Mulay Hamid Mohammed Al Raisuli el magnífico, señor del Rif, sultán de los bereberes.

—Gran Raisuli, lo hemos perdido todo. Todo se lo ha llevado el viento tal como dijiste. Lo hemos perdido todo...
—¿Qué importa? ¿No hay en tu vida una sola cosa por la que valga la pena perderlo todo?

DonCine

—Es una situación muy complicada, prima Sonja. Yo estoy enamorada de Alexei y Alexei quiere a Alicia. Alicia es la amante de Lev. Lev ama a Tatiana. Tatiana ama a Simkhin. Simkhin me quiere a mí, pero yo quiero a Simkhin de un modo distinto a Alexei.  Alexei quiere a Tatiana como a una hermana. La hermana de Tatiana quiere a Trigorian como a un hermano. El hermano de Trigorian es amante de mi hermana, que le gusta físicamente pero no espiritualmente.
—Natasha, amar es sufrir. Para evitar el sufrimiento se debe no amar, pero entonces se sufre por no amar. De modo que: amar es sufrir, no amar es sufrir y sufrir es sufrir. Si para ser feliz hay que amar, entonces para ser feliz hay que sufrir, pero sufrir hace a uno infeliz, por lo que para ser infeliz uno debe amar, o amar para sufrir, o sufrir de tanta felicidad. Espero que estés tomando nota.

DonCine

—Me opongo a que me trate como a un inferior.
—Es que soy rey.
—¿Cómo lo consiguió? Explotando a los trabajadores, aferrándose a un dogmatismo imperialista que perpetúa las diferencias económicas y sociales...
—Creía que éramos una colectividad autónoma...
—Pues te equivocas, vivimos en una dictadura, una autocracia que se auto-perpetúa, donde las clases trabajadoras...
—¡Silencio!
—Pues yo no le voté.
—A los reyes no se les vota.
—Entonces, ¿cómo llegó a ser rey?
—La dama del lago, con el brazo enfundado en brillante seda, sacó una espada del fondo de las aguas significando así la divina providencia…
—Oiga, que a una mujer le dé por repartir espadas mojadas no es base para un sistema de gobierno. El supremo poder ejecutivo deriva de la voluntad de las masas, no de una burda ceremonia acuática. ¡No pretenderá usurpar el poder porque una furcia natatoria le tiró una espada!
—¡Cállate!
—¡Ah! ¡La violencia inherente al sistema! Habéis visto la represión, ¿no?

6tory | inglés | español | condiciones