EPEV-Poerrante

De la impresión primera, la conmoción ante la suposición de mirar las infantiles osamentas calcinadas. Las paredes chamuscadas del foso y en el fondo, enjutos huesitos negruzcos, resquebrajados por el abrazante calor en que pudieron ser sometidos. No había faroles cercanos, no una linterna siquiera, sólo los ojos extasiados ante el hallazgo fortuito que estremecía su cuerpo. Nunca imaginó Jatier tropezarse con hecho curioso y menos de la desagradable noticia que hiriera sus más profundas convicciones. Tampoco podría saber que en su alocada reacción y corrida, vendría una segunda cuestión que mayor dolor le proporcionaría.
El lúdico comportar de Ernesto, más que gracia era burda ironía. Todos sabían que quería el puesto de un Jatier de joven vida.

6tory | inglés | español | condiciones