Pumu

Una vez con ella, nuestro Dios puede cerrar los ojos, dejar que la noche caiga sobre mares y bosques.
Y se verán los dioses mundanos a escondidas en la noche de las bestias sueltas mientras se aman. Y os preguntareis: ¿puede dormir el odio junto al odio de las bestias de ambos mientras se aman? Sí puede. ¿Hay daños colaterales? También.
Esta leyenda es de dos amantes dioses errantes odiándose en momentos fugaces.  Nada de cuentos de hadas o princesas encantadas en historias mundanas. Habla de dolor desgarrador  y superación, con tiempo a favor. De amor contrarrestando vacío cegador. Habla de respiración entre dos.
¿Alguna vez viste al bosque y al mar juntarse? Eso es lo que pasa. Esos son Medeo y Aquila cuando se aman.
“ En mis ojos se nada, mi mirada ahonda en la nada del bosque” (Aquila).
“En mis ojos se indaga, mi mirada hunde daga en la nada del mar”  (Medeo).

6tory | inglés | español | condiciones