mRbLANK10
mRbLANK10
Jorge del Campo
Títere con cabeza, ilusionista en el alambre, cocinero de categoría. Interesado en #arte, #cultura, #música, #fotografía.
Todos los relatosFavoritosCompartidosComentados
HinataWeasley

Debería estarte haciendo muy feliz porque has logrado lo que querías que hiciera, y ahora estoy comiendo de tu mano porque es mi forma cruel de llamarlo. Entretanto mis demonios se tatúan el significado del llanto que todo el mundo conoce; te has vuelto tan importante que esta es la única forma que sé decirlo.

Y fui la muñeca de la vitrina que querías adquirir para tu colección, y de aquella seguridad de cristales suavemente blindados, he pasado a habitar en tu perfecta estantería creciente junto a ejemplares superiores, que paulatinamente me irán dejando en una sequedad con aliento a olvido. Pero esa clase de voces no se oyen.

Y tal vez deba quererte u odiarte o desear ver más allá de tu palabra y de tus lenguas seductoras que no creí ni por un instante; el picor en mis ojos es llanto también. Porque ahora solo hablo en estas metáforas estúpidas disfrazando verdades para mantenerme un poco más valiente.

lachicadelfagot

Si tuviera el valor para escribirte,
te diría, si lo tuviera,
que me gustas.
Toda tú y entera.

Me gustas cuando me nombras
y te acuerdas
de las cosas que digo,
aunque sean pequeñas nimiedades.

Me gustas distraída,
absorta mientras trabajas,
y el humo de tabaco
que exhala tu boca.

Si tuviera el valor para escribirte,
te diría, si lo tuviera,
todo esto y más.

Rodari

—¿Cuánto pesa una lágrima?
—Depende: la de un niño caprichoso
pesa menos que el viento,
pero la de un niño hambriento
más que toda la tierra.

CassieLaudine

El mundo necesita más capullos como tu.
Que soplen ráfagas de viento, que se lleven todo el polen de las plantas hacia cualquier tierra que sea fértil, quiero que germinéis, os extendáis como una plaga, que crezcan capullos. Cien capullos por metro cuadrado. Cien metros de carrera por capullo cuadrado.
Pero capullos de los que no se dejan ir, por muchos helicópteros que vuelen a ras de suelo vosotros no marcharéis, es más, ni os despeinaréis.
Vuestros corazones calvos seguirán sin pelo, y vuestras cabezas pobladas de nervios capullares, ai perdón, digo capilares, seguirán tambaleándose; buscando el sexo perdido en cualquier otra flor.
Se necesitan más capullos como tu, ya lo creo.
Capullos que sepan decir te quiero.
(-Te quiero, te tengo
-Me tienes, me voy).

Malapata

Antes de nuestra primera cita me sonaron las tripas. Nervioso, me comí las flores que te llevaba para que no volviera a suceder. En urgencias me cogiste la mano.

lachicadelfagot

Apareció temprano, en el bolsillo de su abrigo, mientras salía a por un café rápido durante su jornada de trabajo. En ella, unos trazos estilizados lo invitaban a reunirse con el misterioso remitente en el Quai d'Orsay. A las cuatro, esa misma tarde.

¿Acudir a una cita con alguien totalmente desconocido? ¿No acudir? ¿Qué hacer?

Estuvo el resto de la mañana pensando en el Quai d'Orsay, en las cuatro de la tarde, y en quién podría haber colado tan hábilmente la nota en su bolsillo.

A mediodía, viendo que su productividad se había ido al carajo, decidió salir y esperar por los alrededores del Sena a que se hicieran las cuatro; así - esperó - podría ver sin ser visto e imaginar quién de todas las personas que por allí estaban sería.

Pero pasaban ya las cuatro y nadie se había presentado. Sólo él.

Sacó de nuevo el papel y leyó el reverso:

"Gracias por escapar del trabajo.

Firmado: Tú"

girado

Se fue.

Se esfumó.

Y las sábanas no eran tan suaves.
Y hacía más frío por la noche.
Y el sofá no era tan cómodo.
Ni las series tan entretenidas.

Y volvió la inocencia de aquellas primeras llamadas telefónicas.

6tory | inglés | español | condiciones