sergioalarcon97

Querida convalecencia suprema, me devuelvo a la retórica de sus enseñanzas de vida sublime, a esas que vuelven fuerte el hollín y destruyen murallas impenetrables, ahí están nuestros orígenes, en esa covacha perpetua que conserva las memorias de nuestra adquisición, de nuestra posesión enraizada.
Nos deseamos a destronar el universo, volvemos hecatombe el vacío y utopía una isla. Somos y no somos, y volvemos, y estamos, pero jamás presentes. Y se nos devuelven los ojos, y se nos consume el tacto. Somos hito de eterno retorno, pero desistimos de sobreponer el alma, ante la presencia de malos hábitos.
Luego nos reconfortamos, decaemos, quizá tres veces más, y agonizando volvemos al mismo punto de donde iniciamos. Quizás somos el círculo, quizás un punto, quizás un instante, quizás la nada de un instante.
Deseoso retorno a su entramado metafísico, el de los bienestares balsámicos, de donde vive y se queda, a su trecho tejedora de sales, hambre, mar y sed inquieta.

sergioalarcon97

Halo de Sodoma,
plenitud cantábrica,
Bohemia centelleante.

Pureza astral,
excelsitud marginal,
exilio pletórico,
agonía vehemente,
paraíso abismal.

Círculo de los círculos,
piedra angular luminiscente.
pigmento estacional,
francachela lunar,
purismo anhelado,
complejidad etérea,
ménsula magnética,
materia anular.

Esenia, quelante, quemante, oxidante, eterna, infinita, compleja,
circular.

6tory | inglés | español | condiciones