HinataWeasley

Debería estarte haciendo muy feliz porque has logrado lo que querías que hiciera, y ahora estoy comiendo de tu mano porque es mi forma cruel de llamarlo. Entretanto mis demonios se tatúan el significado del llanto que todo el mundo conoce; te has vuelto tan importante que esta es la única forma que sé decirlo.

Y fui la muñeca de la vitrina que querías adquirir para tu colección, y de aquella seguridad de cristales suavemente blindados, he pasado a habitar en tu perfecta estantería creciente junto a ejemplares superiores, que paulatinamente me irán dejando en una sequedad con aliento a olvido. Pero esa clase de voces no se oyen.

Y tal vez deba quererte u odiarte o desear ver más allá de tu palabra y de tus lenguas seductoras que no creí ni por un instante; el picor en mis ojos es llanto también. Porque ahora solo hablo en estas metáforas estúpidas disfrazando verdades para mantenerme un poco más valiente.

HinataWeasley

Una hora silenciosa que se puede graficar en el simbolismo de tres puntos suspensivos.

La bestia arremete violentamente contra los barrotes y colma el espacio con alaridos desgarradores.

Se cobija mejor en las noches carentes de presencias y su fantasma perdurará acechando, cuando se tenga la fuerte pero ciega intuición de que algo está mal, de que algo está definitivamente mal. Su ira es invisible y erupta en pequeños estallidos que se le atribuyen a otras cosas.

Golpea con puños brutos y sus hipotéticos zarpazos dejan ojeras y zozobras,  y nada ha cambiado y se busca atención perdidamente, desesperadamente, y está todo premeditado y por eso pienso en los demás y en esas cadenas que impiden mirar y fundirse en el infinito, en las trabas y la lentitud del teclado, en la ausencia del trance.

Y es vieja y sabia y es uno mismo que se mira con ojos diabólicos y saboreando en quietud los pronósticos funestos.

6tory | inglés | español | condiciones